LO QUE AFIRMA BENEDICTO XVI LOCURAS!!!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LO QUE AFIRMA BENEDICTO XVI LOCURAS!!!

Mensaje por admin el Jue Oct 16, 2008 5:17 am

[b]“La única Iglesia de Cristo es la Católica” afirma Benedicto XVI. Que locura, jaja




Lo increíble es que usted intenta buscar católico o catolicismo, o iglesia catolica en la Biblia y no lo encontrará, porque Jesús jamás, pero jamás fundamentaría su iglesia en algo tan falso como el catolicismo, que abiertamente contradice las sagradas escrituras con cosas tan simples como “No te harás ningún tipo de imagen para adorar, sólo al Señor tu Dios Adoraras” (1er mandmiento de la ley de moises, y citado por Jesús), y a cualquier país a donde usted va , encuentra una iglesia católica con cualquier imagen o de una supuesta maria, o de santo cura de art, o de cualquier llamado santo, sin contar las interminables doctrinas falsas que manejan, que no se pueden simplemente sostener con la palabra de Dios, como la adoración, la veneración, o la honra dada a Maria la madre de Jesús, o con algo tan simple como que Maria no tuvo otros hijos, cuando la palabra es tan clara sobre esto, o con las incontables canonizaciones absurdas, que no pueden salvar ni a los mismos que se la han otorgado. Veamos parte de la absurda noticia publicada por el papa de la iglesia católica

El Vaticano reafirma que la única Iglesia de Cristo es la Católica Jueves 12 de julio de 2007 Ciudad del Vaticano, (EVARED) - Cristo constituyó una sola Iglesia y ésta “subsiste” en la Católica, reafirmó el Vaticano en un documento, en el que reconoce que las iglesias ortodoxas y las “comunidades cristianas” surgidas de la Reforma “no están desprovistas de sentido como medios de salvación”.
Respecto a por qué la Iglesia Católica no reconoce como iglesias a las surgidas de la reforma protestante del siglo XVI y las llama “comunidades cristianas”, el texto subraya que porque “no tiene la sucesión apostólica mediante el sacramento del Orden y están privadas de un elemento constitutivo esencial de la Iglesia”.
La respuesta es que ello no significa que la Iglesia Católica “renuncie a su convicción de ser la única verdadera Iglesia de Cristo”, sino que indica “una mayor apertura a las exigencias del ecumenismo, de reconocer el carácter y la dimensión realmente eclesiales de las comunidades cristianas que no están en comunión con la Iglesia Católica.
Parte del estudio realizado por Ricardo explica lo siguiente:
La iglesia Católica nació como respuesta necesaria del politeísmo romano frente al cristianismo que se extendía por el imperio como una verdadera plaga atentando contra la unidad y fortaleza del poderoso imperio romano. Constantino, viendo que el imperio corría peligro ya que estaba sustentado en sí mismo por la creencia de la deidad de los Césares, máxima alrededor de la cual estaba toda su cosmogonía, ideó y llevó a cabo el ecumenismo de más éxito hasta ahora.
Unió las creencias religiosas cristianas y paganas y formó ese adefesio que se conoce como Iglesia Católica Romana, que no es más que un paganismo disfrazado de cristiandad. A todos los dioses romanos les cambió sus nombres por los de “santos” cristianos, dejándoles las mismas funciones paganas: San Isidro, el “santo” (o dios) de la lluvia; san Antonio, el que consigue maridos; y así para cada dios que controlaba cada una de las actividades de los romanos. Los dioses se convirtieron en santos y asunto arreglado.
El 25 de diciembre, fecha del nacimiento del dios Sol para los romanos, fue “rebautizado” como el del nacimiento de Jesús, y a la “reina del cielo”, deidad importantísima para la religión romana, se le cambió el nombre por el de “virgen María”.
Los ejemplos son muchos más, pero no vamos a ahondar en ellos.¿Cómo fue posible que los cristianos, que preferían morir en las fauces de leones o a manos de gladiadores, antes que transigir en su fe, cedieran a este burdo engaño…?
Constantino, un hábil político y conocedor de la naturaleza humana, recurrió a la mayor de todas sus debilidades: la vanidad, la egolatría, el ansia de poder.Para la época, el verdadero espíritu de igualdad del cristianismo estaba diluyéndose y en su lugar se estaba produciendo la división entre las congregaciones debido a que algunos hombres comenzaron a reclamar para sí la misma obediencia y reverencia que se le tendría a Jesucristo.
Manipulando las Escrituras desvergonzadamente, estos líderes que alguna vez habían sido cristianos, se levantaron sobre sus hermanos en la fe, invistiéndose de un ropaje de autoridad y espiritualidad que los colocaba muy lejos por encima del resto de creyentes. Estos líderes, esgrimiendo la ley mosaica (derogada por Jesucristo), hicieron renacer el sacerdocio levítico disfrazándolo de cristianismo y subyugaron –como lo había anunciado el apóstol Pablo- al resto de creyentes.
Constantino, conocedor de esto, y previo anuncio de su repentina y milagrosa “conversión” convocó a estos líderes para unificar creencias y repartirse las regiones de influencia pacíficamente. Según Sócrates (380 –450 D.C), un historiador profano, la reunión estuvo cargada de insultos, amenazas e improperios que estos obispos “cristianos” se lanzaban unos a otros.
De este concilio salió la Iglesia Católica como soberana religiosa y política del imperio. Todo lo que se acordó allí llegó a ser LEY tanto para el imperio como para la Iglesia.

Quien quiera aventurarse en la historia del papado, encontrará los más aberrantes ejemplos de la condición humana. Asesinatos, conjuras, masacres, cadáveres que colocaron como papas, violadores, proxenetas, homosexuales pedofílicos, incestuosos que fornicaban con sus madres y hermanas…. todo eso y mucho más dirigió durante siglos la Iglesia Católica Romana, “la única iglesia de Cristo”, según afirma Benedicto XVI quien, entre otras cosas, formó parte activa de las filas del nazismo bajo órdenes de Adolfo Hitler, de quien trataremos más adelante debido a sus estrechos nexos con la “iglesia de Cristo”.
Los jerarcas católicos se las arreglaron para impedir sistemáticamente que el laicado, los fieles creyentes, tuvieran acceso a la Biblia. ¿La razón? Es obvia: allí están las bases y razones que desvirtúan a la asesina Iglesia Católica como lo que proclama ser, “la única iglesia de Cristo”.
Martín Lutero, monje católico agustino, conoció de cerca la corrupción reinante en Roma, las orgías de León X y toda su corte de obispos y frailes, sus manejos financieros oscuros, etc., y enfrentó directamente la autoridad papal al desmentir la Bula Papal donde se vendían indulgencias (perdones y salidas de las almas de familiares del purgatorio) a cambio de dinero.
Tradujo la Biblia al alemán, al idioma del pueblo, y esto causó mucho daño a Roma. Como resultado del movimiento de la reforma iniciado por Lutero, la Iglesia Católica Romana estuvo al borde de la quiebra financiera. Perdió muchísimos seguidores que antes diezmaban, ofrendaban y compraban las famosas indulgencias. León X murió dejando sumida a la Iglesia Católica en la ruina.
[/b]
avatar
admin
Admin

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 14/10/2008
Edad : 39
Localización : 3131 wetnesged 1318

Ver perfil de usuario http://cristianos.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.